RUTA 1º INVASIÓN DE PORTUGAL

ESTA RUTA INTENTA REMEMORAR el primer intento por parte de las fuerzas francesas de invadir Portugal. Tras el Tratado de Fontainebleau y el acuerdo subsiguiente entre España y Francia, se determinó el paso libre por territorio español de un contingente francés que, apoyado por parte del ejército español, derrocara la dinastía de los Bragança y con ello establecería un dominio de Portugal compartido entre los dos aliados. De tal forma que la zona entorno a Lisboa y sus abastecimientos portuarios fueran de dominio francés, para hacer efectivo el bloqueo al comercio británico, mientras que a norte y sur se establecerían dos reinos satélites del imperio francés bajo control español: Reino de Lusitania y Reino del Algarve respectivamente. Gracias a esta fórmula se aseguraban el pago a personajes como Godoy, por su apoyo decidido a la causa napoleónica, y el visto bueno de España para transitar por la península, sin embargo, como se demostró, los intereses e intenciones francesas iban por otro lado. Para ello Napoleón otorga el mando de sus fuerzas al general Junot, ansioso por obtener un triunfo arrollador que le valiera su ascenso a mariscal, la más alta graduación dentro del escalafón militar francés.

Junot establece su cuartel general en Salamanca. Una vez en la ciudad charra marchará hacía Ciudad Rodrigo para atravesar el Puerto Perales y alcanzar Alcántara por donde atravesará a territorio luso.

El paso está expedito por Idanha-aNova, más tarde Castelo Branco, y posteriormente llegaran a Abrantes el 24 de noviembre de 1808. La siguiente parada será una marcha sin oposición por Santarém y finalmente llegarán a Lisboa el día 30, pero las pretensiones francesas sufrirán un revés, ya que el día antes la familia real había huido a Brasil gracias a la flota británica. En Lisboa permaneció una Junta de Regencia con órdenes de no oponer resistencia.

A pesar de ello hubo conatos de rebelión popular que fueron duramente reprimidos, como en el caso de Souro Pires, Guarda o Alpedrinha a manos del general Loison, conocido por O Maneta. Este general acudió en ayuda de Junot cuando la situación de éste se hizo insostenible a consecuencia del fin de la tregua portuguesa. Partiendo de Almeida, que había tomado fácilmente, se dirigió hacía Lisboa siendo duramente hostigado por fuerzas insurgentes portuguesas, por lo que no tuvo piedad allí donde se encontró oposición.

La aventura francesa terminará relativamente pronto porque apenas comenzado el 1809 la flota británica bajo el mando de Arthur Wellesley (futuro Duque de Wellington) desembarcó en las costas de Figueira da Foz, entre otras cosas gracias a la intervención del Batallón Académico de la Universidad de Coimbra. El 27 de junio de 1808, el Batallón Académico, formado poco tiempo antes por cientos de voluntarios, no sólo estudiantes, llegó a Figueira da Foz, después de una marcha en la que entre otros acontecimientos tomarían el fuerte de Santa Catarina. Tras ello continuarían por la ribera del río Mondego, reconquistando distintos puntos a las tropas francesas. Gracias a estas operaciones se logró ganar el tiempo necesario para que las tropas británicas desembarcaran con comodidad en la costa de Lavos y los defensores organizaran con desahogo las defensas de Coimbra.

No cesó el protagonismo de este batallón pues en el transcurso de esta primera invasión tomarían los fuertes de Nazaré y Peniche.

Como decíamos, desde el momento del desembarco británico un contingente formado por tropas lusas y de este país derrotan a los franceses en la Batalla de Roliça y en la Batalla de Vimeiro, forzando el Convenio de Sintra y con ello el fin de la primera invasión del Imperio Francés a Portugal.

Siguiendo estos primeros movimientos franceses por Portugal se puede rastrear por distintas localidades la huella napoleónica y también explorar las primeras incursiones de las tropas británicas en tierras lusas.

A pesar de la participación de varios contingentes franceses en la invasión bajo el mando de distintos generales: Junot, Carrafa, Solano y Taranco, nos centraremos en el diseño de la ruta en la actividad de los dos primeros, ya que el grueso de sus operaciones se desarrolla en el contexto territorial del proyecto. Así como por parte aliada se incluirán los movimientos del general portugués Bernardim Freire y su “lugarteniente” Francisco da Silveira o las del británico Wellesley, futuro duque de Wellington.

No hay que olvidarse de las batallas decisivas para el desarrollo de esta primera invasión en las que participaron prácticamente todos estos protagonistas

Junot / Carrafa / Loison:

Salamanca, Ciudad Rodrigo, Alcántara, Castelo Branco/Idanha a Nova, Abrantes, Golegã, Santarém, Cartaxo, Montemor-o-Velho, Almeida, Alpedrinha, Guarda.

Bernardim Freire / Francisco da Silveira:

Oporto, Coimbra, Leiria

Wellington:

Figueira da Foz, Roliça (Obidos, São Mamede, Roliça, Columbeira, Azambujeira dos Carros/túmulo del general Lake), Vimeiro (Porto Novo/Maceira, Vimeiro), Leiria.